Sala Abierta 08: Daniel Monroy Cuevas en colaboración con Francesca DuBrock
Horizonte desmantelado*, 2015
Video y sonido
10’36”

 

*Se sugiere ver la pieza de noche, en completa oscuridad, con la pantalla como única fuente de luz, con el fin de que se pueda apreciar únicamente la pieza y los efectos de ésta en el espacio y en el espectador.

 

 

Del 1 al 30 de septiembre, 2020

Sala Abierta, espacio intangible que en su primera etapa presentará el trabajo de artistas que viven y trabajan en Guadalajara.

Horizonte desmontado

 

La certeza de lo que vemos y las verdades con las que se construye la realidad, tambalean, son desmontadas en partes, entre varios puntos de vista que se alteran en el horizonte, reducidos a nuestro límite de percepción. La realidad se construye por espejismos que proyectamos desde la mente, alterados por “formas geométricas que causan ilusiones visuales”, especialmente cuando habitamos la sombra o nos ciega el resplandor. Aprendemos a desarrollar, a recordar y a repetir, pero no hay, no habrá quién pueda asegurar que nuestro tránsito no es una mera repetición de engaños. Venturosamente, “en días despejados, en superficies de agua quieta, el agua refleja las nubes”, por lo que podemos pensar que estamos en un sitio parecido al cielo. Sin embargo, navegar confiando sólo en la información sensorial puede ser traicionero, porque los sentidos, al igual que la mente, están adaptados sólo para uso terrestre. Las falsas referencias de percepción pueden ser causadas por nubes apiladas y cuando la luz del sol está muy inclinada, al amanecer o al atardecer.

 

El miedo y la incertidumbre detonan la pieza Horizonte desmontado, colaboración entre Francesca DuBrock y Daniel Monroy Cuevas. El texto que escuchamos y que se traduce a continuación al español, está basado en un manual para pilotos que instruye cómo responder en caso de perder la noción del radar. El miedo a volar, la falta de certezas en pleno vuelo, podría ser una metáfora de la existencia misma. Mientras oímos frases que nos recuerdan lo distorsionado de nuestra percepción y el engaño que suponen las apariencias, vemos una serie de imágenes que aparecen y desaparecen entre flashazos luminosos y oscuridad; por más que intentemos observar intensamente para hacer sentido y tener claridad, las imágenes nos arrastran entre la construcción y la deconstrucción, manos veloces que manipulan, arman y desarman.

 

Recordamos cuando en 2014 desapareció sin dejar rastro un avión de Malaysia Airlines. Al día de hoy sólo hay hipótesis y ninguna evidencia que explique el misterio de su desaparición y la de sus 239 pasajeros, en un mundo que actualmente supone el control de lo que acontece de punta a punta del planeta.

 

Pero no confundamos, la gente en la antigüedad también sabía que la tierra era esférica…

Créditos:
Guión Francesca DuBrock & Daniel Monroy Cuevas
Narrado por Diana Painter
Actuación manos Francesca DuBrock
Postproducción Daniel Monroy Cuevas
Producida por Casa Maauad

(Traducción de la voz en off del video Horizonte desmontado)

 

Él practica a ciegas, con una hoja de plástico naranja sobre las ventanas, con gafas que bloquean todos los demás colores, de modo que todo lo que puede ver es un campo color naranja. Así puede resolver el conflicto sensorial entre lo que ve y lo que siente.

 

Hay formas geométricas que causan ilusiones visuales, especialmente en la sombra o el resplandor. Estas formas pueden afectar su percepción de distancia y profundidad. Aprende a desarrollar y recordar una imagen mental de la relación esperada entre la longitud y el ancho del espacio que tiene delante, el terreno circundante.

 

¿Qué líneas tienen la misma longitud?

¿Las líneas finas son paralelas entre sí o están torcidas?

¿Qué línea es sólida y qué línea es una sombra proyectada?

¿Cual es la diferencia de longitud de la línea A con respecto a la B?

 

Las falsas referencias visuales pueden ser causadas por nubes apiladas y cuando la luz del sol está muy inclinada, al amanecer o al atardecer. El horizonte desaparece sobre el agua, en la noche, tras las nubes, o cuando se borra parcialmente con luz refractante.

 

Cuando el horizonte está oscurecido, el debe orientarse en relación con la superficie de la tierra. La falta de referencia de la superficie es común cuando la tierra y el cielo se mezclan. Esto sucede en noches nubladas sobre las aguas del mar, o noches estrelladas donde el patrón de las luces de las estrellas se confunde con el patrón de las luces de las ciudades. También en días despejados, en superficies de agua quieta, el agua refleja las nubes, por lo que es prácticamente idéntica al cielo. Navegar solo por la información sensorial puede ser traicionero, porque sus sentidos están adaptados para su uso en el suelo.

 

Cuando mira fijamente un único punto de luz, como una luz en la tierra o una estrella, en un fondo totalmente oscuro y sin rasgos distintivos, esto le provoca la ilusión de que la luz viene hacia él, en una lenta e inexorable expansión.

Dismantled Horizon

 

The truth of what we see, of how our reality is constructed, can be unsteady at times, dismantled in parts, along different vantage points alternating on the horizon, reduced to the limits of our perception. Reality is constructed out of mirages projected in our minds, altered by “geometrical shapes that cause visual illusions,” especially when we live in the shadows or are blinded by bright lights. We learn to develop, to remember, and to repeat, but there is no one, there will be no one who can assure us that our passage through life is anything more than a series of deceptions. Thankfully for us, “on clear days, the water of still pools reflects the clouds,” so we may imagine we are in a place like heaven. But to navigate trusting only to the information provided our senses can be deceptive, because our senses, like the mind, are adapted only to life on dry land. The false references of our perceptions can be caused by clusters of cloud or the slanting sunlight of sunset or dawn.

 

Fear and uncertainty are the catalysts of Horizonte desmontado [Dismantled Horizon], a collaboration between Francesca DuBrock and Daniel Monroy Cuevas. The text we hear (translated below into Spanish) is based on a manual for pilots that explains how to react in the event of radar signals being lost. Fear of flying ―the lack of solid bearings in the course of a flight― may serve as a metaphor for life itself. As we listen to phrases that recall how distorted our perceptions can be and the deceptive nature of appearances, we see a series of images that appear and disappear amidst flashes of light and moments of darkness. However closely we observe, attempting to see clearly and make sense of the images, they draw us on through construction and deconstruction: hands that rapidly manipulate, assembling and disassembling.

 

In 2014, we may remember, a Malaysia Airlines flight disappeared without a trace. Still today, we have only hypotheses, but no solid evidence to explain the mystery of its disappearance and that of its 239 passengers, in a world that supposedly keeps track of what happens at every point on the globe.

 

Let’s not fool ourselves: the ancient world also knew that the earth is round…

Credits:
Screenplay Francesca DuBrock & Daniel Monroy Cuevas
Narrated by Diana Painter
Acting hands Francesca DuBrock
Postproduction Daniel Monroy Cuevas
Produced by Casa Maauad

Daniel Monroy Cuevas (Guadalajara, México, 1980).

Egresado del Centro de Arte Audiovisual de Guadalajara (2001) y del programa educativo SOMA en la Ciudad de México (2013). En el 2002 tomó diversos cursos sobre cinematografía en la Vancouver Film School, en Canadá.

Entre sus exhibiciones individuales destacan BETASOM (Casa de Francia, CDMX, 2019); Cómo aprendí a robar (Un capítulo sobre mis lecciones de dibujo) (Arredondo/Arozarena, CDMX, 2019); Sabemos cómo es el fuego (ESPAC, CDMX, 2018); Espectador en el vacío (Arredondo/Arozarena, CDMX, 2015);

Disassembled Horizon (Casa Maauad, CDMX / Banner Repeater, London, UK, 2015), Otra vez la misma pregunta (Bikini Wax, CDMX, 2015); y Waiting Search (Museo de Arte Oriental, Torino, Italia 2012).

Entre sus exhibiciones colectivas destacan What we all knew but couldn’t articulate (Fofa Gallery, Montreal, Canadá, 2018); Después de mí, el sueño (Manifesto espacio, Ciudad de Guatemala, Guatemala, 2018); 20o Festival de Arte Contemporânea SESC_Videobrasil (São Paulo, Brasil, 2017); Lecturas de un territorio fracturado (Museo Amparo, Puebla, 2017); XVII Bienal de Fotografía (Centro de la Imagen, CDMX, 2016); y Vis-a-vis. Bienal of the Americas (Denver, Estados Unidos, 2015).

Fue finalista del premio Discover en la LOOP Fair, Barcelona, en 2016. En 2015 fue beneficiario de la cuarta edición del programa BBVA Bancomer-Museo de Arte Carrillo Gil. En el 2019 realizó una residencia en la Changdong Residency del National Museum of Modern and Contemporary Art (MMCA, Seoul, Korea) y en 2017 en el CAPC, Museo de Arte Contemporáneo de Bordeaux, Francia.

 

Francesca DuBrock 

 

Es curadora en jefe del Anchorage Museum. Apasionada de las prácticas creativas como métodos para entender y cuestionar al mundo, ha desarrollado proyectos en colaboración con artistas y comunidades, donde se destaca la diversidad cultural. Antes de regresar a su hogar en Alaska, Francesca a trabajado como artista, educadora, archivista, traductora y como conservadora de maderas en California y México.

Si quieres conocer más sobre el artista: www.danielmonroycuevas.net